Magdalena Toral

Una conclusión posible respecto del título puede ser la que para desarrollar sistemas organizacionales abiertos a la innovación, liderar equipos creativos y/o generar ventajas competitivas de una organización en base a la innovación, el líder en sí mismo debe contar con habilidades creativas. Si bien la conclusión final de todas estas columnas irá en la línea de conceptualizar al liderazgo como un concepto interpersonal y procesal (más que personal), la idea inicial tiene cierto asidero en cuanto los líderes, en estos nuevos escenarios, requerirán desarrollar algunas habilidades que les permitan dirigir sus compañías hacia los objetivos deseados: generar rentabilidad, crecimiento y/o posicionamiento sustentable en base a la innovación.

De forma general el “líder creativo” se encuentra fuertemente consciente de que la creatividad y la innovación son el core de su organización. En términos más específicos se pueden describir algunas de las características, habilidades y aptitudes que el líder creativo posee. Entre ellas:

1. Habilidades Intelectuales

 “Si la única herramienta que tienes es un martillo, tenderás a tratar a todo el mundo como si fuese un clavo”. Abraham Maslow

De acuerdo a Sternberg los líderes creativos deben desarrollar principalmente tres tipos de habilidades mentales. La primera referida a la habilidad sintética, que permite ver problemas y desafíos en nuevas maneras, y escapar del pensamiento convencional. La segunda se relaciona a las habilidades analíticas que permiten reconocer y seleccionar cuáles ideas son convenientes de perseguir y elaborar, y cuáles no. Y la tercera refiere a una habilidad práctica contextual que permite saber cómo y a quiénes persuadir sobre el valor de las ideas. Incluye sensibilidad y conocimiento para reconocer oportunidades.

2. Conocimientos e información.

“La casualidad sólo favorece a los espíritus preparados”. Louis Pasteur

Klemm sostiene que los líderes creativos están bien informados y cuentan con el suficiente conocimiento de un área en particular. Sin embargo, marca la importancia de que todo el conocimiento disponible no puede centrarse en una pequeña área de especialidad. En la línea, Sternberg sostiene que el líder creativo debe saber lo suficiente para poder avanzar hacia sus deseos, aunque también saber reconocer cuando sus conocimientos (asociados al pasado) ya no son útiles, de modo que no se conviertan en obstáculos perceptuales del presente y el futuro.

Por tanto, el líder creativo es un experto en aprender y en facilitar procesos de aprendizaje en otros, de modo que puedan utilizar los conocimientos disponibles para resolver la mayor cantidad de problemas posibles y encontrar la mayor cantidad de aplicaciones con fines innovativos.

3. Estilos de pensamiento

“Ninguna cantidad incremental de cambio convertirá a una calculadora en una hoja de cálculo”. Tim Hurson

Klemm sostiene que los líderes creativos son pensadores originales, lo que implica una búsqueda activa de lo diferente, lo que contrasta, los opuestos, etc. Sin embargo, y como el mismo autor advierte, para completar el proceso creativo, se requiere más que sólo originalidad. Se requiere de una metodología que conozca la relevancia de cuándo y cómo ocupar e incentivar estilos de pensamiento divergente y convergente como parte de un proceso.

Por su parte, Hurson sostiene que el pensamiento productivo es fundamental a la hora de perseguir objetivos ligados a la innovación. Este estilo de pensamiento también contempla fases divergentes y convergentes, y es el opuesto al pensamiento reproductivo. El fundamento del pensamiento reproductivo se encuentra en repetir el pasado, hacer lo que se ha hecho antes y pensar de la forma en que se ha pensado antes, buscando refinar lo que se sabe y por lograr la eficiencia.

En cambio, el pensamiento productivo es una forma de generar novedad y su objetivo es lograr la comprensión. Es un tipo de pensamiento que genera nuevas ideas y cambios radicales, el cual es importante y relevante para hacer frente a los desafíos que suponen entornos y mercados cambiantes. De esta forma, este tipo de pensamiento no sólo cambia la forma en que se hacen las cosas sino cómo se ve al mundo.

4. Voluntad y motivación

“¿De qué sirve que el entendimiento se adelante si el corazón se queda?. Baltazar Gracian

El líder creativo ha debido desarrollar una fuerte voluntad para superar obstáculos y mantener la motivación frente a ideas que no pasan la barrera de la primera selección. El líder creativo no se “duerme en los laureles”, está consciente de que lo que sirvió en el pasado no necesariamente servirá en el futuro, y de esta manera, es capaz de mantenerse enérgico y motivar a otros una vez que una idea ya ha demostrado tener potencial. De esta manera, el líder creativo es un excelente administrador de la confianza y motivación grupal.

5. Personalidad

“Se dejó llevar por su convicción de que los seres humanos no nacen siempre el día que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga otra vez y muchas veces a parirse a sí mismos”. Gabriel García Márquez

En términos de la personalidad de un líder creativo diversos autores (Sternberg, Klemm, Amabile) describen algunas características como:

  • Voluntad para tomar riesgos y apostar por el cambio. El líder creativo es consciente que “dos veces lo mismo no equivale al doble de bueno”. Por tanto, aprecia la diversidad y el cambio, así como valora éste como una oportunidad constante para generar ventajas competitivas.
  • Tolera la ambigüedad. El proceso creativo implica fases donde se explora el desafío y por lo tanto, no se tienen respuestas inmediatas. Tolerar esta primera ambigüedad permitirá que los equipos no se apresuren en búsqueda de respuestas que pueden no ser útiles a la hora de la implementación. Tolera el caos con un claro propósito de ponerle orden.
  • Autoeficacia. El líder creativo es capaz de de autodirigirse y automotivarse frente a los fracasos. La búsqueda de resultados responde más a una motivación interna que a elementos extrínsecos que modulan su conducta. Es capaz de evaluar su conducta y corregirla en función de la consecución de propósitos.
  • Capacidad para reinventarse. El proceso creativo implica una gran probabilidad de que las conductas, deseos y acciones deban corregirse en función de los nuevos datos. De esta manera, el líder creativo es capaz de obtener nuevos recursos de situaciones de fracaso o de cambio, logrando forjar una nueva identidad y una actitud propositiva frente al futuro.
  • Flexibilidad para abrirse a nuevas posibilidades y desviarse de formas pasadas de pensar así como de formas convencionales de ser y/o actuar.
  • Adecuada autoestima, que permita mejorar el rendimiento a través del reconocimiento del propio potencial creativo y las diversas fortalezas que se tienen, de modo de desarrollarlas, ampliarlas y nutrirlas.
  • Busca la crítica y la objetividad, es decir intenta constantemente hacer visibles y comprensibles sus aportes, de modo que otros puedan rápidamente hacer mejoras.

 6. Habilidades interpersonales

“Aunque eres diferente a mí, hermano mío, lejos de dañarme, tu existencia enriquece la mía”. Antoine de Saint-Exupery

El líder creativo al ser un facilitador de procesos grupales es consciente que la innovación es una cosa de personas y de cómo éstas se relacionan. De esta manera desarrolla habilidades que le permitan negociar, entregar feedback, soporte y desafío, motivar a los empleados, reconocer resistencias, ver oportunidades de cambio, funcionar como mentor, coach y/o par cuando se requiera, resolver conflictos, promover ambientes de colaboración, aprovechar el error, apoyar la diversidad y tomar las medidas necesarias cuando se están observando ambientes laborales caracterizados por la envidia, temor y/o competitividad no constructiva. De esta manera, un líder creativo más que contar con una posición (cargo) en particular cuenta con importantes herramientas de facilitación de procesos grupales.

7. Habilidades Metacognitivas

“El genuino viaje del descubrimiento no consiste en buscar nuevas tierras, sino en mirar con nuevos ojos”. Marcel Proust

Las habilidades metacognitivas refieren a la capacidad de un individuo para monitorear y controlar sus procesos cognitivos en relación a su entorno. Esta habilidad implica tomar consciencia de las propias formas de aprender, de modo que este aprendizaje se pueda regular. Por tanto, incluye la autoconsciencia de cuándo se sabe, de lo que no se sabe, de lo que se necesita saber y de cómo se aprende.

El desarrollo de esta habilidad es relevante para cualquier persona dentro de una organización y más aún para un líder que ya alcanzado posiciones más elevadas dentro de la estructura, dado que a medida que se asciende, las fuentes de feedback honesto y útil pueden ir disminuyendo. Kaplan advierte que “no importa cuán talentoso y exitoso sea, usted cometerá errores. Desarrollará malos hábitos. El mundo cambiará sutilmente sin que usted siquiera lo note, y las conductas que alguna vez funcionaron serán inefectivas”. De esta manera, una característica clave de los líderes creativos no es sólo lograr mantenerse en carrera sino que generar las estrategias necesarias que les permitan reconocer cuándo se están deteriorando para retomar el rumbo lo más rápido posible.

8. Posee una visión sistémica de la creatividad

“Una idea que viene como un relámpago en la noche (o en el día) podría requerir días, meses o incluso años de trabajo duro para materializarse”. Royston Roberts.

El líder creativo es consciente que la creatividad y la innovación es la resultante de la interacción de diversos factores. Éstas incluyen aspectos del entorno y cómo sus características pueden favorecer u obstaculizar la creatividad (clima y cultura organizacional por ejemplo), las características de las personas creativas y del proceso creativo; cuya sinergia aumentará las probabilidades de obtener productos novedosos y útiles que permitan el cambio y/o la innovación.

De esta manera, el líder creativo conoce la naturaleza sistémica de la creatividad y su rol en la cadena, apoyando procesos individuales, grupales y organizacionales que permitan sustentar los esfuerzos innovativos.

 9. Con capacidad para generar las preguntas correctas

“Las oportunidades de creación están disfrazadas de problemas”. Jacob Helfman

De acuerdo a Hurson el proceso creativo requiere la no precipitación hacia las respuestas, sino “permanecer en la pregunta”, permanecer en la ambigüedad, abrirse a lo posible de modo de mantener una actitud de aprendizaje. Permanecer en la ambigüedad obliga a pensar en posibles alternativas, que suelen estar ocultas por algunos patrones de pensamiento.

Por tanto, el líder creativo ayuda a explorar el desafío, encuentra preguntas y problemas adecuados. De esta manera, es capaz de identificar y discriminar entre desafíos técnicos y adaptativos. Para los primeros probablemente requerirá un pensamiento reproductivo, ya que la respuesta a la pregunta ya se encuentra disponible de forma técnica, con procedimientos existentes y se pueden resolver mediante la aplicación del know-how y los procesos de resolución de problemas vigentes en la organización. Para los segundos no existe claridad ni certeza sobre la respuesta, no se cuenta con experiencia ni repertorio anterior. Por lo tanto, tampoco se tiene certeza sobre si la pregunta es la adecuada, por lo que deberá destinar tiempo y energía para aprender cuál es el desafío. Los desafíos adaptativos requieren creatividad para su resolución y el que los miembros de la organización modifiquen sus conductas.

El poder diferenciar estas situaciones permite que los líderes no “reinventen la rueda” cuando no es necesario, con sus concomitantes gastos energéticos y financieros. Además permite que abrirse a procesos creativos cuando así se requiera y no abordar problemas adaptativos como si fueran técnicos, creando la ilusión de progreso.

En la próxima columna abordaré el rol del líder como facilitador de equipos creativos. Espero estas ideas ayuden a comprender mayormente un concepto ampliamente estudiado: el liderazgo, pero desde una óptica nueva: su posición en la era de la innovación.

Fuentes

Heifetz, Ronald; Linsky, Marty: “Manual de supervivencia para líderes”. Disponible en:  weblogs.inf.udp.cl/rjijena/uploadfilecat_download/6 (16/05/08)

Hurson, Tim: “¡Piensa Mejor!”. McGraw – Hill Interamericana Editores. México, DF. 2008.

Kaplan, Robert: “Qué preguntar a la persona en el espejo”. Harvard Business Review. Enero, 2007. P. 74

Klemm, W: “Leadership: Creativity and Innovation”. Article prepare especially for AU-24, Concepts of Air Force Leadership. Disponible en: http://www.docstoc.com/docs/896999/Leadership-Creativity-and-Innovation, (15/06/09)

López, Ricardo: “Prontuario de la Creatividad”. Disponible en: http://biblioteca-digital.ucentral.cl/documentos/Creatividad.pdf (14/09/09)

Sternberg, Robert; Kaufman, James; Pretz, Jean: “A propulsión model of creative leadership”. Creativity and Innovation Management, Vol 13, pp. 145-153. September, 2004.

Sternberg, Robert: “Creating a Vision of Creativity: The First 25 Years”. Yale University Psychology of Aesthetics, Creativity, and the Arts 2006, Vol. S, No. 1, 2–12